REMEDIOS CASEROS PARA LOS CALAMBRES MENSTRUALES

La menstruación es una parte natural de la vida de una mujer, pero los cólicos menstruales dolorosos son un problema muy molesto para muchas. Aunque los calambres menstruales rara vez son motivo de preocupación, si son graves, pueden interrumpir las actividades regulares.

Los calambres menstruales se deben a una hormona llamada prostaglandina que causa que los músculos uterinos se contraigan durante la menstruación.

Los cólicos productos de la menstruación pueden causar un dolor sordo o palpitante en la parte inferior del abdomen, y irradiar dolor a la parte baja de la espalda y los muslos. Los calambres generalmente desaparecen después de los primeros dos o tres días del período. Algunas mujeres sienten calambres justo antes de la aparición de su ciclo, también.

Algunos factores pueden aumentar las posibilidades de sufrir de calambres menstruales, como llegar a la pubertad a una edad temprana, la genética, el sangrado abundante durante los períodos y los hábitos no saludables como fumar, un estilo de vida sedentario, consumir en exceso alcohol y tomar drogas ilegales.

Para algunas mujeres, los calambres menstruales pueden reducirse o desaparecer completamente después del parto.

Para aliviar el dolor y la incomodidad, hay varios medicamentos de venta en el mercado. Sin embargo, algunos remedios caseros simples y naturales pueden ser igualmente eficaces y aliviar los síntomas más rápido, o incluso prevenir los calambres.

Calor

Aplicar calor en la parte inferior del abdomen es la forma más fácil de controlar los calambres menstruales. El calor ayuda a relajar los músculos que se contraen en el útero.

Coloque una almohadilla de calefacción sobre la parte inferior de su abdomen y espalda baja. Incluso puede utilizar una botella de plástico regular llena de agua caliente. Aplique calor hasta que se sienta más cómodo.

 Alternativamente, empapar una toalla en agua, exprimir el exceso de agua y luego calentar en el microondas durante un minuto. Colóquelo en el abdomen inferior hasta que la toalla se enfríe.
Repita cada pocos minutos hasta que el dolor se haya ido.

Incluso tomar una ducha caliente puede aliviar el dolor y hacer que se sienta más relajado.

 Jengibre

El jengibre es una hierba maravillosa que puede aliviar eficazmente los calambres menstruales. Esta hierba juega un papel clave en la reducción de los niveles de las prostaglandinas causantes de dolor.  También ayuda a combatir la fatiga asociada con el síndrome premenstrual y puede regular periodos irregulares.

Rallar una pequeña pieza de jengibre y hervir en una taza de agua durante cinco minutos. Colarla y añadir un poco de miel y jugo de limón. Bebe este té tres veces al día durante tu ciclo menstrual.

También puede agregar el jengibre en su comida mientras cocina o chupar algunos caramelos de jengibre.

 Hojas de albahaca

La albahaca es otra hierba muy eficaz para reducir el dolor menstrual y los calambres. El ácido cafeico presente en la albahaca tiene propiedades analgésicas para  evitar el dolor.

Agrega 1 cucharada de hojas de albahaca a 1 taza de agua hirviendo. Cubra firmemente y déjelo enfriar. Beber esto cada pocas horas para aliviar los calambres.

Alternativamente, aplaste un puñado de hojas de albahaca para extraer el jugo. Agregue dos cucharaditas del jugo a una taza de agua tibia. Tómelo tres veces al día mientras tiene dolor.

También puede agregar hojas de albahaca fresca a su comida.

Fuente: diadiaconsalud.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *