5 Beneficios de las semillas de amapola

Las semillas de amapola son un ingrediente popular de la cocina india y china. En estas culturas se han apreciado por su versatilidad, ya que se pueden incluir en productos de panadería, pastas y sopas.

Provienen de la flor de amapola (Papaver rhoeas)una planta procedente del norte de África, que de igual manera abunda en lugares con gran concentración de cal como Asia occidental y algunas partes de Europa.

Se encuentran como un pequeño fruto de color negro cuyo sabor se compara con el de la nuez. Además, se valoran por su significativo aporte nutricional, ya que contienen sustancias que son indispensables en una dieta balanceada.

Propiedades nutricionales de las semillas de amapola

Por su variedad de nutrientes esenciales, las semillas de amapola se han destacado como un interesante complemento para la dieta. Son muy bajas en calorías y contienen principios activos que promueven el bienestar físico y mental.

  • Ácidos grasos esenciales: contienen dosis importantes de omega 3 y omega 6.
  • Fibra dietética: cada porción de 50 gramos aporta hasta un 12 % de la cantidad diaria recomendada de fibra.
  • Vitaminas: son fuente de vitaminas del complejo B (en especial B1, B2, B3, B5, B6 y ácido fólico o B9), así como de vitaminas A, E y C.
  • Minerales: una porción de 30 gramos de semillas puede brindar hasta el 35 % de las dosis recomendadas de calcio y más del 50 % de la ingesta diaria de magnesio y manganeso. Además, contienen zinc, cobre, potasio y fósforo.
  • Proteínas: una cucharada de semillas aporta alrededor de 1,5 gramos de proteínas.

Beneficios de las semillas de amapola para la salud

Incluir una pequeña porción de semillas de amapola en la dieta puede tener muchos beneficios en el organismo. Estas, entre otras cosas, ayudan a mantener un buen nivel de energía física y mental para reducir los típicos “bajones”. ¿Por qué debes tomarlas?

1. Protegen la salud cardiovascular

 

Probablemente este es uno de los beneficios más destacados de las semillas de amapola. Gracias a su significativo aporte de ácidos grasos esenciales, sobre todo omega 3, es un alimento muy recomendado para cuidar la salud cardiovascular.

Este tipo de grasa saludable ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos altos, reduciendo el riesgo de trastornos crónicos como la aterosclerosis y ataque cardíaco.

2. Fortalecen los huesos

Incorporar este ingrediente en la alimentación regular es una gran manera de mejorar la salud de los huesos. Sus aportes de manganeso y calcio favorecen el desarrollo óseo y evitan trastornos como la pérdida de la densidad.

Además, cuenta con otros minerales esenciales como el zinc, cobre y fósforo, que también intervienen en el fortalecimiento y conservación de las piezas óseas.

3. Aumentan las defensas

Las semillas de amapola son una fuente importante de vitaminas A, C y E, necesarias para reforzar la salud inmunitaria.

Su ingesta regular aumenta las defensas y disminuye la tendencia a desarrollar infecciones bacterianas y virales.

4. Buenas para el sistema nervioso

Desde la antigüedad, este ingrediente se ha destacado como un calmante natural del sistema nervioso. Sus propiedades controlan los nervios y los estados de estrés que se manifiestan de forma somática.

5. Mejoran la digestión

La fibra dietética contenida en las semillas de amapola es útil para estimular el tránsito intestinal cuando las digestiones son pesadas.

Por lo tanto, están indicadas en casos de estreñimiento e inflamación.

¿Cómo se pueden consumir las semillas de amapola?

Una de las grandes ventajas de las semillas de amapola es su versatilidad. Es muy sencillo incorporarlas en la dieta porque su sabor se combina muy bien con otros ingredientes.

Algunas formas de consumo son:

  • Solas (acompañadas con agua o zumo de fruta)
  • En ensaladas de frutas y vegetales
  • Incluidas en batidos o granizados
  • En sopas, caldos o infusiones
  • En yogur o leche
  • Añadidas en panes o cualquier receta de panadería
  • Como relleno de lasañas de carne o tortas

Nota: En cada caso se recomienda no exceder el consumo de un pequeño puñado de semillas (hasta 20 g).

Contraindicaciones de las semillas de amapola

Finalmente, antes de iniciar el consumo de semillas de amapola, es importante considerar algunos casos en los que pueden resultar contraproducentes para la salud:

  • No se aconsejan en mujeres embarazadas porque no hay suficiente información con respecto a los efectos en el feto y la futura madre.
  • Por sus propiedades sedantes, no es conveniente consumir más de la cantidad recomendada.
  • Su consumo en exceso puede causar dolores estomacales.

En conclusión, las semillas de amapola resultan ideales para cualquier alimentación. Se pueden consumir de manera regular como preventivo, o bien, preparar como remedio cuando surgen algunas molestias de salud.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *